Cerca
  • Co-Governance

Co-governance,responsabilidad compartida en las ciudades

POR JOSÉ MIGUEL AGUADO


En 2050 siete de cada diez personas vivirán en ciudades, un contexto global y sacudido por reacciones soberanistas y regresivas. Urge realizar estudios sobre la ciudad y su futuro.


El programa de la ONU sobre asentamientos humanos (UN-Habitat) o la publicación Ciudades del mañana de la Unión Europea, así como eminentes estudiosos (S. Sassen, P. Khanna, D. A. Bell, A. de-Shalit) y varios centros de investigación afrontan el rol de las ciudades, en cuanto alternativa habitacional, centros de redes comerciales y financieras, lugares donde surgen nuevas desigualdades, inseguridad, contaminación… Pero también son ámbitos para solucionar esos problemas mediante buenas políticas, y a la vez cuna de una identidad basada en el interés común. La ciudad está adquiriendo relevancia económica y política, no solo a nivel local, sino mundial. Hoy ha de afrontar grandes problemas con unos recursos limitados, pero también, quizás por cierta tendencia a aprender, cooperar con otras y a incluir la diversidad, es evidente la capacidad de las ciudades para solucionar unos problemas que a nivel nacional e internacional se afrontan con escasos resultados. Esto exige a quien trabaja por el bien común una mayor competencia, capacidad de colaboración, resiliencia ante la corrupción y tener una visión amplia orientada hacia el escenario internacional.

¿Cómo deben ser gobernadas las ciudades?, ¿hay suficiente capacidad de decisión?, ¿existen unos «gestores de ciudad» efectivos ante planificaciones cada vez más complejas? Cabe preguntarse también si no será necesario contar con un factor mucho más determinante: la corresponsabilidad. Aquí es donde surge la necesidad de aprender a cogobernar. En la polis de la antigua Grecia los ciudadanos tomaban decisiones juntos, y así surgió la política. La ciudad, pues, como lugar originario y principal de la política, ¿tiene posibilidades de regenerarla? Este es el objetivo del congreso «Cogovernance, responsabilidad compartida en las ciudades hoy», que se llevará a cabo del 17 al 20 de enero en Castel Gandolfo (Roma). Es decir, indagar sobre las relaciones en la vida política de la ciudad: entre los ciudadanos, entre quienes gobiernan y quienes colaboran en ese gobierno. Mediante esas relaciones se edifica la vida de la ciudad, y a su vez cada ciudadano y la ciudad entera se ven reconstruidos. Si así es, la participación no es el mero maquillaje de una democracia en declive, sino algo intrínseco al concepto mismo de política. Durante el congreso se quiere elaborar un pensamiento y unas prácticas de co-governance, a fin de elaborar un documento de referencia sobre el concepto de co-governance. Quizás lo más adecuado es acceder a la ciudad por la puerta de la urbanística, no solo por la importancia del uso del territorio, sino para pasar de un urbanismo normativo a un urbanismo pleno, capaz de renovar las políticas públicas con estrategias unitarias. Tal enfoque, por su naturaleza, no puede quedar en las dependencias municipales, sino que debe desarrollarse con toda la ciudad, para asumir una responsabilidad compartida que desemboque en una praxis participativa. He aquí la co-governance, con unos roles claros, unas relaciones transparentes y unos métodos de trabajo elaborados y supervisados por los distintos actores. El congreso también abordará las «heridas de la ciudad» (guerras, degradación, desigualdades, marginalidad). Instintivamente las ciudades ya realizan intercambios y aprenden unas de otras. Por ello, este panel profundizará en las políticas de cooperación entre ciudades, con el fin de verificar si tales soluciones constituyen una respuesta a unos sufrimientos, a veces extremos, que crean marginación e impulsan migraciones. Los promotores de este congreso llevan tiempo tratando de identificar las expectativas, los temas críticos y los recursos de las ciudades, ordenando por su importancia los enfoques transversales sobre políticas municipales. Complejidad (de análisis y planificaciones), resiliencia (ante la corrupción, las crisis o la inestabilidad), conexiones (entre clases sociales, entre nativos y ciudadanos recientes, centro y periferias, generaciones), reciprocidad (poder intercambiar lo que recibo no solo con quien me da, sino con otros, iniciando un proceso útil para las políticas educativas o las laborales), corresponsabilidad (entre electo y elector, entre el gobierno y las realidades de la ciudad, entre los niveles de gobierno). Son todos temas a desarrollar con perspectivas de continuidad en las ciudades de donde procedan los congresistas. Promovido por la Asociación de Ciudades por la Fraternidad, el Movimiento Humanidad Nueva, el Movimiento Político por la Unidad, el congreso está dirigido a quien desempeña tareas al servicio del bien común (alcaldes, concejales, asesores municipales, funcionarios, dirigentes de cooperativas, sociedades de gestión de servicios, organizaciones de ciudadanía activa), así como a estudiosos de políticas locales y en general a quienes se preparan para desarrollar cualquiera de estas tareas.


Para más información: co-governance@mppu.org

0 visualizzazioni

For more information:
cogovernance2019@gmail.com

© 2018 by comunication team Co - Governance